‘Soy un truhán, soy un señor’ by Axel Kicillof


Uno de los gestores de la nueva YPF Axel Kicillof, sabe muy bien que el mítico tema de Julio Iglesias ‘Soy un truán, soy un señor’ siempre funciona. Muchos le culpan de la expropiación de YPF, pero ¿quién es realmente este atractivo kirchnerista inseparable de Cristina Fernández?

Imposible no reparar en él por su juventud, su físico, sus camisas sin corbata y sus pantalones vaqueros, por decir algo… así por encima. Muchos se preguntan cómo Axel Kicillof ha llegado a ocupar un puesto tan relevante como el de viceministro de Economía y más que tome decisiones tan relevantes como la expropiación del 51% de YPF a Repsol. 

Ha publicado dos libros: ‘De Smith a Keynes’ y ‘Fundamentos de la teoría general’. Por lo que no extrañan sus declaraciones al respecto de “yo soy keynesiano, primero, y después aporté algo, lo modifiqué, lo cambié, pero básicamente soy keynesiano”. 

En ciertos círculos financieros aseguran que Kicillof de tendencias keynesianas fue el principal artífice de la artimaña urdida por el Gobierno de Cristina Fernández hacia la petrolera española. Pero, ¿qué tiene este joven para tener tanto poder dentro de la Casa Rosada?

Algunos atribuyen esos aires de grandeza a la existencia de una posible vía emocional entre el economista y la viuda de Néstor Kirchner. Según Clarín, al joven se le pudo escuchar en una cena distendida con unos amigos: “A Cristina la tengo hipnotizada”.

Otros más cautos apuntan a la amistad que existiría entre Kicillof y el hijo de Cristina Fernández, el influyente Máximo. El heredero que lo invitó a que se incorporara a La Cámpora, la agrupación juvenil del kirchnerismo, es también uno de los responsables del viraje izquierdista y nacionalista de Ejecutivo argentino. 

Y como toda lealtad tiene una recompensa. Ayer mismo se conocía que Kicillof acompañaría a Julio de Vido en la recién expropiada YPF. A pesar de no tener el más mínimo conocimiento en la industria petrolera, tal y como asegura sus allegados, él será uno de los que llevará la voz cantante en la nueva empresa. 

Además de estar bajo la sospecha de la expropiación de YPF, se le atribuyen otras medidas como la reforma que permite al Banco Central prestarle dinero al Tesoro y algunas negociaciones en Aerolíneas Argentinas. 

Tras este dibujo, abrochémonos el cinturón porque ante el ‘soy un truhán, soy un señor’ no hay nada que hacer. Así que preocupémonos de arreglar lo de dentro, lo que todavía sigue siendo nuestro; no pasa nada por dejar el patriotismo un poco de lado. 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: