Bruselas está de antojos, de los malos


Como papá primerizo, Mariano Rajoy acude como, cuando y donde sea a buscar todo aquello que a mamá Bruselas se le antoje. Según los cálculos de la eurozona, la economía española se contraerá un 1,8% este año (lo que supone un fuerte empeoramiento respecto al -1% que había pronosticado en febrero) y un 0,3% en 2013. Los pronósticos del Ejecutivo comunitario son ligeramente más negativos que los del Gobierno, que prevé un retroceso del 1,7% este año y un crecimiento del 0,2% el que viene (datos vía el confidencial.es)

España sólo logrará reducir el déficit público del 8,5% al 6,4% este año y al 6,3% en 2013 si no adopta nuevos recortes, debido a las desviaciones en las comunidades autónomas y la seguridad social, según las previsiones económicas de primavera publicadas este viernes por la Comisión Europea. Estas cifras quedan muy lejos de los objetivos pactados con la UE del 5,3% en 2012 y del 3% el año que viene, por lo que el Gobierno comunitario exige a Rajoy más reformas y nuevos tijeretazos.

La nueva recesión de la economía española, que se inició en el último trimestre de 2011, alcanzará su fase más álgida durante la segunda mitad de este año, “lo que refleja el impacto a corto plazo de los esfuerzos de consolidación” fiscal, explica la Comisión. Así, durante los dos últimos trimestres del año, España se contraerá un 1,1%, frente al decrecimiento del 0,3% entre enero y marzo y del 0,6% en el segundo trimestre.

La economía española sólo volverá a crecer en 2013, aunque a tasas muy bajas de alrededor del 0,5% trimestral. Y la Comisión avisa de que la vuelta al crecimiento podría tardar aún más si hay más recortes. En todo caso, para el conjunto del año la tasa será negativa por el efecto arrastre del año anterior.

El paro seguirá subiendo durante los próximos dos años pese a la reforma laboral, hasta alcanzar el 24,4% de media en 2012 y el 25,1% el año que viene. “Teniendo en cuenta la actual debilidad de la economía española, esta reforma provocará probablemente un crecimiento más moderado (o incluso una reducción) de los salarios y más caídas en el empleo a corto plazo”, avisa el Ejecutivo comunitario. La inflación se situará en el 1,9% este año y bajará hasta el 1,1% en 2013, por debajo de la media de la eurozona, “lo que permitirá alguna mejora en la competitividad en materia de precios”.

Amnistía, un dulce difícil digestión

Por lo que se refiere a la previsión de déficit, la Comisión explica que sus cálculos tienen en cuenta el recorte de 10.000 millones de euros en educación y sanidad, pero no la amnistía fiscal prevista por el Gobierno “debido a la incertidumbre a la hora de estimar los ingresos adicionales que crearán estas medidas”. “La aplicación con éxito de la amnistía fiscal implicaría un mejor resultado presupuestario que el actualmente estimado”, señala Bruselas.

Los antojos de Bruselas no tienen fin. ¿Qué está pasando? Por qué se consiente tanto? Si dejasemos al mando la  sabiduría popular y su refranero: “Dios no cumple antojos, ni endereza jorobados”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: