Los elefantes blancos, por autovía a Santiago y quieren ‘La Compostela’


En el antiguo reino de Siam (actual Tailandia) los reyes regalaban un elefante blanco a aquellos nobles a los que no apreciaban o con los que les unía un profundo odio. Estos raros animales son sagrados en ese Estado, de ahí que el nuevo dueño debía darle la mejor comida procurando que no le faltara de nada. Tales dispendios acababan arruinándolo.

En uno de los  artículos de la revista ‘Time’, recogido por Europa Press  señalan: ‘White Elephants on Parade: The unloved new castles in Spain’, algo así como el desfile de los elefantes blancos, los nuevos castillos no queridos de España, con alusión a la señal de ostentación que se solía hacer en épocas ya pasadas.

La revista ‘Time’ señaló al Centro Cultural Óscar Niemeyer, de Avilés, como uno de los ejemplos de las grandes obras ‘faraónicas’ hechas en España durante la época del ‘boom’ inmobiliario y de expansión económica y que ahora, con la crisis, están vacías.

Pero, a pesar de la lluvia, estos elefantes no también se han criado en Galicia. 

Con un pie de foto que dice No pilgrimages here (?No hay peregrinaciones aquí?), la revista explica que Santiago de Compostela es un centro de peregrinaje desde el Medievo. Con la crisis se paró en todos los sentidos la Ciudad de la Cultura, diseñada por Peter Eisenman. Todo el complejo acabó, añade también, convertido en un «elefante blanco colosal». «Más de 500 millones de dólares fueron gastados en él, pero el complejo terminó con el presupuesto antes de completar dos de la media docena de edificios que allí han diseñado», señala la publicación.

Times no es el primero q se fija en el elefante blanco gallego. El año pasado el diario británico The Guardian  criticaba la «extravagante» estructura y censuraba que fuera comparada con la ópera de Sídney.

Los elefantes blancos, por autovía a Santiago y quieren ‘La Compostela’. Solo el esfuerzo, sacrificio de los peregrinos se premian con esta credencial. Edificios colosales sin un trabajo previo para llenarlos de contenido son fachadas, bonitas, resplandecientes, que el tiempo deteriorará y terminará borrando.  

 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: