Cuando las ganancias son muy mías y las pérdidas de todos


Todo un chollo. Qué fácil es dar palmaditas en la espalda y, ante todo, poner la etiqueta de privado, a los proyectos de éxito. La cosa cambia cuando aparecen los nubarrones, las deudas y los fracasos; en estos casos, como por arte de magia, aparece el cartel de público. Y de repente, lo que nadie quiere, ahora es de todos. Somos únicos en premiar a las malas gestiones. Si no es a través de indemnizaciones millonarias siempre aparecen puestos de consejeros-delegados en empresas que acogen a políticos lumbreras que nos dejaron más penas que glorias.

Robar no es normal, es un delito

La Audiencia Nacional investigará a 5 exdirectivos de Nova Caixa Galicia por mejorar sus contratos y ocultarlo al Banco de España.

Anticorrupción consideraba que las mejoras de sus contratos de alta dirección podrían ser constitutivos de un delito de administración desleal, que se recoge en el artículo 295 del Código Penal, o, alternativamente, de un delito de apropiación indebida, recogido en el artículo 252.

Según se explica en la querella, la cantidad mínima que se pide a los exdirectivos, al haberla cobrado indebidamente, son 7,87 millones de euros aportados por el Estado, ya que es el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) “el que sostiene económicamente desde 2010 a la entidad crediticia”, primero a NovaCaixaGalicia y después a NCG Banco.

El organismo es propietario de la entidad gallega en un 93 % del capital social después de dos inyecciones económicas, la primera del 11 de mayo de 2011 de 1.162 millones de euros, mediante la suscripción de participaciones preferentes, y la segunda, de 2.662 millones de capital, el 10 de octubre de 2011.

Según dice la querella, los citados directivos abusaron de las funciones de su cargo “en pleno conocimiento de la dificilísima situación por la que atravesaba la entidad crediticia” y dispusieron “fraudulentamente” de bienes de la misma ocultando al Consejo y al Banco de España el importe de sus prejubilaciones, a “una parte de las cuales no tenían derecho”.

A todos nos resulta familar: Es q me suspendieron (otros)… Yo, sin embargo, aprobé. Así somos desde niños. Me resulta impresionante el haber llegado a normalizar la corrupción hasta el punto de tocar la ruina para que la justicia y nosotros mismos pongamos un ‘hasta aquí’. Ya lo decía Antonio Machado, en un retrato hecho palabras de los españoles que todavía perdura: -Todo es hasta acostumbrarse/ cariño le coge el preso / a las rejas de la cárcel-. Ojalá la nuevas plumas pudieran empezar algunas de las que serán sus obras maestras con un: Trabajaron, crecieron, buscaron soluciones… y así todo cambió. Sería bonito, no? Ya empezaron las rebajas y soñar estaba al 50%.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: