El refranero nunca se equivoca, señor Hollande: ‘Non as fagas non as temas’


Image

Hollande no escucha al sabio de los sabios, al refranero: ‘Non as fagas non as temas’

La revista Closer informó hoy que el presidente francés, François Hollande, se desplaza por París en motocicleta para visitar a su amante, Julie Gayet, una conocida actriz de cine. La revelación generó preocupación por la seguridad del jefe de Estado, de 59 años, quien denunció una violación a su privacidad, por lo que analiza demandar judicialmente al medio.

El semanario afirmó que Hollande y Gayet tienen un amor secreto y publicó siete páginas sobre el tema. Más tarde, la revista anunció que retirará en las próximas horas la información de su versión electrónica.

El presidente de Francia afirmó que demandará a Closer por violación de su privacidad, aunque no desmintió la información.

La directora de Closer dijo que es necesario desdramatizar la publicación de las fotos. Es un presidente normal, una persona normal que tiene una historia y un corazón, señaló.

Las imágenes publicadas muestran a la actriz entrando, el 30 de diciembre, al edificio en que vive, cerca del Palacio del Elíseo, y las de un hombre con casco, presuntamente Hollande, que es dejado en la puerta por el conductor de una moto, presentado como el guardaespaldas del mandatario.

La posibilidad de haber tomado tantas fotos del guardaespaldas vigilando la zona planteó interrogantes sobre la seguridad del gobernante.

En Francia es distinto

La controversia refleja las particularidades de la cultura política francesa. Lo que en muchos otros países se convertiría en un explosivo escándalo por la supuesta conducta presidencial tiene un tratamiento muy distinto en Francia.

Que un presidente francés tenga relaciones extramaritales o más de una compañera sentimental no es nada nuevo ni controvertido en esa cultura.

Algunos parisinos entrevistados por los medios de comunicación han reaccionado con desinterés al affaire, calificando el artículo de inconsecuente.

Aun así, la noticia ha generado discusión en algunos ámbitos sociales, legales y políticos. No sólo por el tono sensacionalista que atenta contra el celosamente defendido derecho a la privacidad, sino también porque sucede en un momento de gran impopularidad del presidente, cuando varios sectores cuestionan el carácter de Hollande como mandatario.

“Amor secreto”

La revista Closer publicó el extenso artículo titulado “El amor secreto del presidente” con fotos que supuestamente muestran a Francois Hollande, de 59 años, escabulléndose de la residencia presidencial para ir a pasar la noche con su amante.

Su “amor clandestino” es identificada como Julie Gayet, una famosa actriz de cine y televisión, de 41 años y madre de dos hijos.

Las salidas nocturnas son frecuentes, asegura la revista, algunas veces a hurtadillas por la puerta trasera del Palacio del Elíseo.

Los rumores sobre la relación amorosa entre Hollande y Gayet ya habían surgido hacía un año y medio en varios sitios internet.

Se hablaba de que la pareja había iniciado la relación cuando la actriz apareció a su lado durante la campaña presidencial, en mayo de 2012.

En un video de publicidad política, Gayet describe a Hollande como “maravilloso”, “humilde” y una persona que “sabe escuchar”.

Croissants de desayuno

Lo cierto es que Hollande no es un extraño a los enredos político-sentimentales.

Hace seis años dejó a la madre de sus cuatro hijos, la líder socialista Segolene Royal, para vivir con su actual pareja Valerie Trierweiler, oficialmente reconocida como primera dama de Francia.

Trierweiler, que en su momento también fue acusada de infidelidad por una revista que alegó que tenía dos amantes simultáneos -uno de ellos Hollande-, supuestamente se siente humillada y enfurecida que el presidente ahora le esté “jugando doble”.

Closer asegura que las salidas nocturnas de Hollande para visitar a Gayet se han vuelto habituales.

El apartamento de la actriz no queda lejos del Palacio del Elíseo y, según el medio, las fotos los muestran a ambos llegando por separado.

Hollande, con un casco puesto, es conducido en una motocicleta por un chofer, el único escolta del presidente que se queda a pasar la noche.

La revista añade que un guardaespaldas llega la mañana siguiente para dejar unos croissants.

Leyes estrictas

El presidente Hollande describió el reportaje como un “ataque contra su derecho a la privacidad”.

Aunque no negó la relación con Gayet, afirmó a la agencia noticiosa France Presse que él “como todo otro ciudadano tiene el derecho” a una vida privada y dijo estar considerando demandar al tabloide.

El código francés contempla como un delito penal que se publique información sobre la vida privada de una persona sin el consentimiento expreso de ésta.

Aun así hay muchas publicaciones especializadas en chismes y rumores de celebridades, como Public, Voici y Closer, que constantemente publican fotografías y artículos sensacionalistas. En sus presupuestos operativos incluyen el costo de sus defensas legales y resarcimiento de demandas.

Lo que sucedió con Closer, cuando causó la ira de la familia real británica al publicar fotos de Kate Middleton, la duquesa de Cambridge, tomando el sol con el torso desnudo durante unas vacaciones privadas en Francia, en 2012.

Pero, en el caso de Hollande, la revista considera que la información sobre sus “encuentros amorosos” es de interés público.

Anne Elisabeth Moutet, una comentarista política francesa, le dijo a la BBC que el tabloide no hubiera salido con la noticias “sin estar muy segura de que tenía algo”.

Hace un mes la revista L’Express publicó un reportaje en el que el cuerpo de seguridad del presidente manifestó preocupación por los paseos nocturnos del mandatario por las calles de París.

Closer alega que la supuesta relación amorosa entre Hollande y Gayet compromete la seguridad nacional, pues el presidente está acompañado por un solo guardia durante esos encuentros.

Affaires, pan de cada día

Sin embargo, la política y las relaciones amorosas parecen ir de la mano en Francia.

El anterior presidente, Nicolás Sarkozy, se casó durante su mandato con la actriz y modelo Carla Bruni y ambos estuvieron asediados durante años por los rumores de que sostenían relaciones con otros.

Se sabe que su antecesor Jacques Chirac tuvo varias relaciones y, antes de él, Francois Mitterrand -aunque casado con Danielle Miterrand- tuvo una hija con su amante, Anne Pingeot.

Danielle invitó a Anne a que estuviera a su lado durante el funeral de estado de Mitterrand, en 1996.

A pesar del poco interés que el público francés tiene en este tipo de historias, la revista Closer recalca que, en el affaire de Hollande, la relación refleja a un presidente descontento y taciturno.

Y esto -según los analistas políticos franceses-, de ser cierto, no es una buena señal para un mandatario que busca encontrar una fórmula para mejorar su popularidad.

Bueno,  a todos y todas, dejémonos de enredar y seamos consecuentes y mucho más si tenemos funciones públicas. No hay otra, escuchemos al más sabio de los sabios, al refranero popular, y si es gallego ni te digo… Concretando: ‘Non as fagas, non as temas’.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: