La Muralla recibe a las golondrinas y, esta vez, nada sigue igual


Imagen

Como cada verano, ya se ven revoloteando las golondrinas por el centro de Lugo. Les encanta ponerse a prueba frente a los cubos de la milenaria Muralla, alguna que otra también lucha contra atrevidas palomas por la pole en la Plaza Mayor.

Las golondrinas han tenido siempre un significado simbólico para los antiguos marineros. Antes de la navegación moderna y de toda la tecnología de la que gozamos, las golondrinas eran la primera señal de que la tierra firme ya estaba cerca. Las golondrinas vuelven a casa cada año, no importa donde estén, siempre vuelven a su ‘hogar’.

Como siempre volvieron a Lugo y se dan cuenta de que solo ellas carecen de traje de romano para Arde Lucus. Esta vez, ven contenedores llenos de basura, a unos políticos que acumulan imputaciones, otros que no acumulan nada y mucha gente malviviendo, eso sí, Lugo Arde a golpe de fiesta milenaria.

Las golondrinas tienen un significado de la lealtad y la fidelidad, ya que las eligen una pareja que les acompañará siempre de por vida. Son animales fieles de por vida a su pareja, a la que cuidan con continuos cortejos cuando se ven.

Muchas veces, los marineros se tatuaban una golondrina o se hacían una joya de golondrina tras volver a casa sanos y salvos después de luchas, naufragios, penurias, batallas y guerras, etc…era el símbolo del triunfo tras la dificultad.

También era costumbre entre los marineros antiguos que cada 5.000 millas náuticas (aproximadamente 10.000km), tatuarse  una golondrina en el pecho. Antiguamente, la navegación era peligrosa y difícil, por lo que un marinero con una o dos golondrinas tatuadas era considerado como experimentado en la navegación y por lo tanto muy valioso. Las golondrinas eran un buen cv. También se tatuaban golondrinas aquellos marineros que podían demostrar haber navegado por los 7 mares, o haber pasado el cabo de Buena Esperanza y el Cabo de Hornos.

Cuenta también la leyenda que si un marinero no sobrevive a su viaje y muere ahogado, las golondrinas tomarán su alma y la llevarán desde las turbias aguas hasta el cielo. En algunas culturas, ver a la primera golondrina de la primavera  es una buena señal, ya que es augurio de riquezas y abundancia.

Llegaron las golondrinas a Lugo y la temperatura sube, todos seguimos en nuestra vorágine diaria y no nos damos cuenta de que llegaron a Lugo las golondrinas. Solo la Muralla las recibe.

Imagen

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: