Mas y su retweet a la infanta, ‘yo no sabía nada’


Artur-Mas-comenta-con-Jordi-Pu_54355327987_51351706917_600_226
Cada vez son más señales que muestran el agotamiento del régimen que surgió de un proceso modélico y exportable a otras latitudes, algo atribuible por la continuidad de unos modos de funcionar y de buena parte de los protagonistas durante estos años, os acordáis de aquella maravillosa transición y sus honorables padres… Esta legislatura todo parece haber saltado por los aires al calor de la crisis económica, el detonante que ha puesto negro sobre blanco casos de corrupción que salpican a todas las instituciones y, sobre todo, que manifiestan la connivencia de todas las partes pese al aparente ruido porque, como escribió leí en un tweet hace unos días, “todos tenían que perder”.
Hubo cambios en la Jefatura del Estado y movimientos en el PSOE, en un intento de frenar el descrédito y la hemorragia de votos que podrían ir a formaciones alternativas y/o plataformas ciudadanas de reciente creación. Ya no es extraño oír hablar de una reforma constitucional para volver a engrasar el sistema, en buena medida gracias al desafío soberanista que llega de Cataluña..
El viernes por la noche, Jordi Pujol, lo más parecido a un padre de la patria del catalanismo, reveló a través de un comunicado remitido a los medios que en estos últimos días su familia (él, su esposa, Marta Ferrusola, y sus siete hijos) había regularizado una herencia recibida de su padre, Florenci Pujol, en septiembre de 1980, una cantidad no declarada a Hacienda que ascendería a unos cinco millones de euros y que ha estado depositados hasta el 14 de julio en una oficina de la Banca Privada de Andorra. Pujol no especifica el origen de ese dinero pero sí menciona informaciones aparecidas con anterioridad, lo que nos lleva directamente a ahondar en los negocios que la familia Pujol realizó durante el franquismo.
En 1959, el BOE publicó una lista de 872 personas que habían evadido importantes sumas de dinero a través de un banco suizo. En ella figuraban los nombres de Florenci Pujol y de David Tennenbaum, un socio con el que había regentado un negocio de bolsa y cambio de divisas. Como recuerda El País su aparición en esa lista les obligó a utilizar a testaferros para comprar el embrión de lo que más tarde sería Banca Catalana. Según el comunicado de Pujol, los motivos por los que este dinero ha estado oculto fueron: “Lamentablemente, no se encontró nunca el momento adecuado para regularizar esta herencia, como sí han podido hacerlo otras personas” gracias a las tres regularizaciones extraordinarias aprobadas por los sucesivos Gobiernos del PSOE y del PP. La conclusión es evidente: Desde hace 34 años, Pujol ha cometido fraude fiscal, dato que todavía se agrava más si se tiene en cuenta que durante 23 años fue presidente de la Generalitat (desde 1980 a 2003).
El anuncio efectuado por Pujol conmocionó la vida política y social catalana, que estos días vuelve a recordar el escándalo de Banca Catalana (del que Pujol se libró en último extremo) y las acusaciones de otro ex presidente, Pasquall Maragall, a propósito del 3% que las administraciones de CIU habrían estado cobrando por adjudicaciones de obras públicas en forma de comisiones ilegales. Hoy todo ese entramado vuelve a estar en el punto de mira, sobre todo si tenemos en cuenta los procesos judiciales en marcha que salpican a distintos miembros de la familia Pujol:
Hace apenas una semana, Oriol Pujol dejó todos sus cargos en Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) tras ser ratificada su imputación en el caso de las ITV.

Cuestión de genética
Este martes, El Mundo publica que otro de los miembros de la familia Pujol, Oleguer Pujol Ferrusola, está siendo investigado por la Fiscalía Anticorrupción por un presunto delito de blanqueo de dinero en operaciones inmobiliarias por un valor próximo a los 3.000 millones de euros. Estos días también es noticia el origen de la fortuna personal de Jordi Pujol Ferrusola, el hijo mayor del clan, en el punto de mira desde que su ex novia contara públicamente su manejo de dinero negro con dirección a Andorra. Según los informes que maneja la policía, se considera que el origen de ese dinero se enmarca en un proceso de “corrupción política”. De acuerdo con informaciones de El País: ”Los investigadores concluyen que los negocios estratosféricos de Pujol “pudieran tener su base en el desempeño político por parte de personas de su entorno más próximo”. El primogénito se “benefició indirectamente” de ese entorno, que fue “generador de una red de influencias” extensibles, siempre según el informe, a “órganos de implantación autonómica”. Tras la confesión de su progenitor, el juez Ruz le imputó este martes por supuesto delito de blanqueo de dinero
La confesión de Pujol echa por tierra toda su trayectoria política y su prestigio como un prohombre de la nación catalana, el hombre que concentraba en sí el halo de autoridad sobre la que se sustentaba la Generalitat. Como escribía Lluis Bassets hace unos días estamos ante “la caída del mito (que) invierte el sentido de todos los valores y conceptos que habían cuajado alrededor de su proyecto personal y político”. Sin embargo, la sensación creciente es que parece una explosión controlada ante el tsunami de informaciones sobre corrupción que salpican a distintos miembros de su familia. Y es precisamente este argumento el que defendió primero Artur Mas, que atribuyó el anuncio a un “asunto personal” que “nada que ver ni con CDC ni con el Gobierno” catalán. Misión imposible dada la trayectoria de Jordi Pujol, que se ve arrastrado así por los procesos judiciales abiertos contra el clan.

Todo por la patria

Todo hace pensar, por lo tanto, que Pujol ha decido inmolarse voluntariamente, quién sabe si para adelantarse a lo que está por llegar mediante una confesión que pueda mitigar el daño que futuras informaciones pudieran provocar a su persona y al nombre de su familia. Y es que, por si fuera poco, la confesión llega cuando se realizan preparativos sobre la celebración de la próxima Diada y se agotan etapas en torno a la celebración de la consulta soberanista [con plan b incluido, en forma de elecciones plebiscitarias al final de la legislatura catalana, en 2016, con candidaturas sin siglas políticas y con la pregunta sobre el futuro de Cataluña como único programa].
Por este motivo, y por lo que Jordi Pujol ha significado y significa para varias generaciones de catalanes y españoles (no olvidemos su acuerdo de gobierno con el PSOE entre 1993-1996 y con el PP entre 1996-2000), las instituciones han tratado en reaccionar. Este lunes, CDC anunció que tomaría medidas este martes sobre el presente y el futuro de Pujol. Hoy, cuatro días después de hacerse público el comunicado remitido por Pujol, Artur Mas compareció para dar a conocer las medidas adoptadas por el Govern sobre el asunto: Desde este momento, Pujol renuncia a sus prerrogativas como ex presidente y “pasa a ser un ciudadano más como cualquier otro de su edad y su posición”
El ex presidente renuncia así su sueldo de 85.000 euros anuales y a su ofician como ex presidente, así como a sus cargos de presidente honorífico de CDC y presidente fundador de CiU. Según explicó con posterioridad el portavoz de la Generalitat, Francesc Homs, también perderá la condición de Molt Honorable, un tratamiento que hunde sus raíces históricas y etimológicas en la Edad Media y en las antiguas instituciones de autogobierno de Catalunya , con la que se distingue a los presidentes y ex presidentes catalanes. También se le quita la medalla de oro de la Generalitat que recibió en 2007.

Vergüenza o perdón, -no entender-
Mas, que en ningún momento mencionó la palabra vergüenza” o “perdón”, antepuso al colectivo [: “Todos somos más importantes que uno, aunque este uno lo haya sido mucho. Y eso vale para todo el mundo, ahora vale para Jordi Pujol, pero vale para todo el mundo”], aseguró sentir un “gran dolor personal y como presidente del país” y apeló a su vínculo: “Esta es la que me afecta más porque para mí Pujol es mi padre político. El dolor es muy grande, no lo puedo esconder ni disimular”. No obstante, defendió que “con el paso del tiempo y el juicio de la historia Pujol tendrá sus manchas pero también sus grandes activos”.
Todos estos movimientos se producen un día antes de que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, se reúna en el Palacio de la Moncloa con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, un encuentro que lleva semanas alimentando los medios de comunicación. Es posible que muchos crean que el sacrificio público de Pujol servirá para frenar las reivindicaciones soberanistas de Cataluña, argumento que defienden, sobre todo, los que no comparten que ésta sea una ola ciudadana que los representantes políticos tratan de capitanear de la mejor manera posible. A ellos Mas les dijo: “El país está por encima de cualquier persona, la hoja de ruta está definida y seguirá adelante”.

La mejor campaña para partidos minoritarios, los errores de los de siempre
Lo que sí resulta evidente es que la confesión de Pujol llena de contenido los principales argumentos defendidos por Podemos, Guanyem o las CUP, todos ellos críticos con las elites extractivas del país, a los que acusan de usar durante décadas lo público para beneficiarse de forma personal o a sus respectivos partidos políticos. Todo dependerá de la línea argumental que decida emprender ERC, que por el momento se ha limitado a exigir explicaciones. Sólo el PP catalán ha ido un paso más allá y ha planteado abrir una comisión de investigación en el Parlament catalán, en un nuevo ejemplo de hipocresía si tenemos que en cuanta que, hace solo un año, hubo que arrastrar a Rajoy al Congreso para dar explicaciones sobre las informaciones en torno a su relación con Luis Bárcenas y la presunta corrupción que salpica al PP.

CODA. Artur Mas hace retweet  al claim de la infanta cristina: ‘Yo no sabía nada’. Creo que no funciona pero bueno, pegada tiene.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: